Home » Artículos


14-05-2020

Talento humano y tecnología: la clave para crear valor en las pymes y grandes empresas

Artículo tomado de Infobae FUENTE: Observatorio de Tendencias SURA


Los avances tecnológicos, el reconocimiento de la individualidad, las organizaciones flexibles, la democratización del acceso al conocimiento y la integración del ámbito personal y el laboral mediante las herramientas digitales, están impactando en los recursos humanos de las pymes y empresas del mundo, incidiendo en la creación de valor y transformando la concepción misma del trabajo.
En los últimos años se acentuaron, con cada vez más énfasis, los siguientes cuatro aspectos en torno a los recursos humanos del presente con una mirada hacia el futuro. Algo que toda pyme debería tener en cuenta.
Adicionalmente, se observa que con la llegada del coronavirus la adopción de estas tendencias se aceleró aún más. La pandemia tuvo un gran impacto en el mundo del trabajo, ya que las organizaciones se vieron obligadas a adaptarse al nuevo contexto de manera repentina. Esto generó que los procesos relacionados a la incorporación de nuevas tecnologías y el futuro del trabajo se acelerarán.

Avances tecnológicos
La apropiación de los avances tecnológicos eliminó las fronteras geográficas, permitiendo que muchos trabajos se den en cualquier momento y lugar. En este sentido, las actividades comenzaron a ser más eficientes por la eliminación de los tiempos de traslados de las personas hasta sus lugares de trabajo. Asimismo, surgieron nuevas profesiones que antes no existían, a la vez que también aparecieron nuevas formas, que son más flexibles, para realizar los trabajos.
La tecnología está impactando hace varias décadas en la productividad laboral y económica para aumentar la calidad de vida de las personas. Su apropiación modificó las formas de concebir los ámbitos laborales. En este sentido, se eliminaron las fronteras geográficas, permitiendo que muchos trabajos se den en cualquier momento y lugar, se reemplazaron actividades disminuyendo los tiempos de las tareas rutinarias.
A su vez, el avance de la cultura digital contribuyó a una transformación positiva en la forma de pensar y de actuar de los colabores, lo que conlleva a tomar decisiones más acertadas y eficaces. Asimismo, se está viendo que las empresas son cada vez más éticas tecnológicamente, lo que las lleva a desarrollar marcos de transparencia corporativa que regulen su uso y desarrollo en los distintos procesos.

Reconocimiento de la individualidad
Las personas quieren ser reconocidas desde su individualidad dentro de las organizaciones, como personas que poseen sus propias motivaciones, talentos, oportunidades de desarrollo, momentos y proyectos de vida. Valoran ser escuchados y tenidos en cuenta.
Esto ocurre porque las personas no pretenden ser tratadas como miembros de un grupo, sino como individuo que tiene rasgos de personalidad únicos que aportan competencias, formas de ver las cosas, actitudes, motivaciones y comportamientos que hacen la diferencia. El reconocimiento de la individualidad es el principal aporte para que la diversidad sea efectiva y eficaz, ya sea de conocimientos, ideas o experiencias, repercutiendo positivamente en el “todo”. Tanto los resultados a corto, a mediano como a largo plazo, son más acertados cuando se basan el trabajo en equipo y para ello es fundamental potenciar el aporte de cada persona desde su individualidad.
En base al reconocimiento de la individualidad, se desprenden otras subtendencias que impactan en las formas de comunicación organizacional. Los viejos esquemas verticales de comunicación están siendo erradicados. Hoy los empleados también son los mismos emisores que demandan experiencias más transparentes que aporten un plus de valor y bienestar a la vida cotidiana. Es fundamental ver el entorno para generar procesos de comunicación más enriquecedores. Esto responde a la necesidad que tienen los empleados de sentir que pueden interactuar de manera permanente y natural con la empresa.
A raíz de esto, las organizaciones buscan líderes que potencien su propia individualidad y la de sus colaboradores desde el reconocimiento de la diversidad que coexiste en su compañía mediante la disminución de sus propios sesgos inconscientes. Asimismo, también se está reconociendo la individualidad desde la diversidad; es decir, a través de esquemas de remuneración diferenciados y flexibles, de acuerdo con el momento y proyecto de vida de cada persona. De esta manera, las empresas buscan personas que se identifiquen con su cultura organizacional acentuando la afinidad cultural de sus valores y principios, para que se apropien de sus objetivos.

Organizaciones flexibles
Existe una nueva forma de trabajar donde el liderazgo y la toma de decisiones se distribuyen de forma horizontal en lugar de ser establecidas por una jerarquía. Esto les permite a las compañías responder de manera oportuna a las velocidades del entorno teniendo en cuenta la volatilidad, incertidumbre, complejidad, ambigüedad, velocidad e interconexiones que lo caracterizan.
Por esta razón, las empresas necesitan ser flexibles para adaptarse al entorno y mantenerse competitivas en el mercado, así como para atraer y fidelizar a los mejores talentos. Dentro de la flexibilidad laboral, están surgiendo nuevas tendencias que grandes empresas y pymes están aplicando en sus esquemas organizacionales.
En este contexto, la contratación de personas por proyectos u objetivos puntuales donde se rompen las fronteras geográficas, el compartir responsabilidades entre dos o más empleados donde se puede alternar horarios para que cada uno pueda dedicarle tiempo a lo que deseen, la posibilidad de generar intraemprendimientos donde los individuos puedan generar nuevas oportunidades dentro de la compañía en la que trabajan, o bien la no exclusividad laboral que fomenta la autonomía y brinda la posibilidad de que las personas puedan relacionarse con distintas empresas de manera simultánea, son algunos de los ejemplos que poco a poco comienzan a instalarse dentro del mercado laboral actual.

Aprendiendo a aprender
Los avances tecnológicos tienen un gran impacto en la capacidad de aprender, no solamente por democratizar el acceso al conocimiento sino porque hace que los cambios sean más rápidos, obligando a mantener un aprendizaje permanente. Las personas no se preocupan por aprender, sino por su capacidad de hacerlo.
Los cambios rápidos en el entorno y la resignificación de lo que es trabajar está llevando a las personas a mejorar sus habilidades y competencias permanentemente. Hoy el aprendizaje es móvil y se da en cualquier lugar, lo cual elimina las fronteras entre el aprendizaje formal e informal y lo convierte en un modo de vivir.
Las empresas deben promover que cada individuo se haga cargo de su propio aprendizaje para adquirir y aplicar nuevos conocimientos. En este sentido, está surgiendo una nueva ética: el aprendizaje pasa de ser una actividad competitiva e individual a ser una actividad colaborativa, desarrollada desde la interdisciplinariedad.
Las formas de adquirir conocimiento en la actualidad, generan un valor agregado a las personas, como por ejemplo, la capacidad de empleabilidad para trabajar ahora y en el futuro, ya sea en el mismo o en diferente lugar. Las personas se seleccionan por sus valores, competencias, experiencias y potencial de crecimiento, y no por sus diplomas.
El aprendizaje, a su vez, se potencia con la demanda ya que los programas académicos tradicionales se desactualizan fácilmente y los diplomas quedan obsoletos. Por eso, las empresas están ofreciendo a sus empleados acceso a cursos cortos para que adquieran conocimientos que necesitan, eligiendo la forma y el medio. No obstante, cabe destacar que el mejor aprendizaje es aquel que logra encontrar un equilibrio entre la educación digital y presencial, ya que en la interacción con otras personas se fomenta el intercambio de experiencias, promoviendo la autogestión, indispensable para la vida misma, no solo para el ámbito laboral.
Para que las empresas y pymes obtengan resultados más acertados, es indispensable que estén a la vanguardia de estas tendencias de talento humano. Las mejores propuestas de valor que ofrezcan las empresas serán aquellas que trasciendan las fronteras de lo meramente económico y que también incluyan al plano de lo emocional, lo mental y lo físico para obtener una sensación de bienestar general que perdure en el tiempo.
 
https://inhouse.infobae.com/sura/index.html 
 

Volver

Contacto directo

Horario de oficina: de 08:00 a 12:00 hs.
Tel: (+54 11) 4811-7299
Email: info@aotsargentina.org.ar




Inicio   |   Quiénes somos   |   Capacitación   |   Consultoría   |   Artículos   |   Empresas   |   Eventos   |   Links   |   Contáctenos Casos de Exito   |  

© 2009 AOTS, Buenos Aires, Argentina l Desarrollado por NEOSHIHARA